Búsqueda
Imprimir
Búsqueda de distribuidores
load google maps

Temas de máximo interés

11.03.2011

Lubricación de tornillos

El tiempo es oro - Esto también es cierto en la lubricación de tornillos. La selección fundamentada de un lubricante de tornillos adecuado facilita la manipulación mediante un montaje automático que ahorra tiempo. La seguridad de funcionamiento del componente aumenta por medio del montaje correcto de la unión roscada. Así también es posible un desmontaje rápido y sin destrucción.

Función de un tornillo

Los tornillos se utilizan para la fijación posteriormente desenroscable de piezas constructivas y componentes mecánicos. Una unión roscada se basa en la transformación de un par de apriete definido (MA) desde la cabeza del tornillo hasta la tuerca o la rosca interior en una fuerza de pretensado (fuerza de apriete KV) en la caña del tornillo, con la que se aprietan las piezas para unir. Esta fuerza de apriete genera la unión por fricción del tornillo en la rosca. Solo cuando la fuerza de apriete sea lo suficientemente grande, será segura la unión por tornillo del componente.

Relación entre par de apriete, factor de fricción y tensión previa 

Las resistencias de fricción en la rosca (μG) y debajo de la cabeza del tornillo (μK) impiden la transformación del par de apriete (MA) en fuerza de pretensado (FV). Pero las resistencias de fricción hacen que una rosca de fijación también sea autofrenable. Solo aprox. un 10 % del par de apriete-giro es realmente transformado en la tensión previa del tornillo. El 90 % restante se requiere para superar la fricción en la rosca y debajo de los apoyos de tornillo. El factor de fricción de la unión a rosca correspondiente depende ante todo del material y de la superficie de utilización de la rosca y del tornillo. El tamaño de los tornillos no tiene ninguna influencia.

Aplicación de lubricantes en la lubricación de tornillos

En el montaje industrial se trata ante todo de obtener una fuerza de apriete definida. La aplicación de lubricantes especiales de tornillos permite el “ajuste” correspondiente del factor de fricción necesario para la unión roscada. El desmontaje de una unión roscada debería ser posible sin problemas en la práctica. Pero no es el caso en la mayoría de las veces, ya que precisamente durante tiempos de servicio prolongados y bajo condiciones de aplicación agresivas, los tornillos se oxidan, tal vez agarrotándose permanentemente. La utilización de lubricantes especiales impide la corrosión y el agarrotamiento de la unión roscada. El tiempo necesario para soltar estas uniones, p. ej. durante la revisión de cables de alimentación, accesorios de grifería y máquinas se reduce considerablemente. Esto se refleja inmediatamente en un gasto más bajo.

La selección del lubricante de tornillos correcto no solo asegura la fiabilidad de una unión roscada, sino que también facilita su desmontaje posterior, incluyendo los costes favorables correspondientes.

Lubricantes OKS para la lubricación de tornillos 

La fiabilidad de una unión roscada y su desmontaje sin problemas exigen altos requisitos a los lubricantes para utilizarse aquí como pastas, aceites o revestimientos de laca lubricante. Además de un factor de fricción óptimo y muy buena protección anticorrosión deben también satisfacer propiedades tales como resistencia al agua y productos químicos, idoneidad para la industria alimenticia, compatibilidad con materiales sintéticos y medio ambiente, seguridad en el trabajo y facilidad de manejo.

En nuestro laboratorio trabajan expertos de las distintas especializaciones con instalaciones y sistemas de prueba modernos para desarrollar lubricantes que satisfagan óptimamente estos requisitos.

Regresar a la vista general
  • Acordar cita para que le llamemos

  • Servicio técnico y de asistencia al cliente

    Servicio técnico y de asistencia al cliente

    • +49 (0) 8142 3051 - 637